Una historia personal de cómo conseguir constantes pacientes de manera tan simple y económica que la mayoría de sanitarios no se lo tomaría en serio.

Triste, pero cierto como lo que te voy a contar:

Mira.

Mi sobrina Lucía tiene autismo.

Las personas con autismo adoran lo predecible. Si saben lo que va a ocurrir, se sienten seguras. Si las sacas de su rutina, se alteran. 

Digamos que Lucía no lo pasó muy bien durante el confinamiento que hubo por la  Covid-19.

No entendía por qué no había cole, ni logopeda, ni paseos por el parque. Por qué no había cumples ni visitas a la abuela o a casa de los tíos.



Después del confinamiento, Lucía había ido para atrás. 

Estaba más pegona, se comunicaba peor, más dispersa y parecía más encerrada en su mundo que nunca. 

Todos estábamos muy preocupados por ella. Sobre todo su mamá (que es mi hermana). 



Así que le sugerí que la llevara a un neuropediatra cliente mío.

Aunque le dije que era uno de los mejores en toda España, no le convenció que tuviera la consulta a 537 Kms de distancia.

Entonces la mamá de Lucía decidió agotar todas las opciones que tenía a mano.

Visitó logopedas, un par de neurólogos, hubo cambios en el tratamiento... Pero Lucía no mejoraba.

Y un día, mientras cenábamos juntos, me dijo:

"¿Sabes? Me he puesto a buscar en la red y he leído unos artículos buenísimos de un neuropediatra. Me encanta cómo cuenta las cosas. Ahora entiendo muchas cosas que pueden funcionar con el tratamiento de Lucía. Voy a llamarle el lunes para pedir cita."

Le pregunté quién era ese neuropediatra.
Era el que le había recomendado. 

Bien.

¿Qué ha pasado aquí?

Lo que ocurre con miles de personas en España a diario.

Personas a las que ya no les basta una recomendación de un familiar o amigo. Personas que buscan corroborar en la red que van a tomar la decisión adecuada.

Representan el 43% de la población. Y cada día hay más. Son personas que buscan respuestas sobre sus problemas de salud en la red.


Son lectores casuales que empiezan leyendo un artículo, dos, tres...
... y acaban pidiendo cita con el sanitario que los ha escrito.

Son personas que pasan

de
LECTOR
a
PACIENTE


Es así de simple:

Saber responder las dudas y preguntas de tus potenciales pacientes.

Esta es, probablemente, una de las formas más eficaces y baratas de convencer a personas que no te conocen absolutamente de nada... de que tú eres el profesional más cualificado para resolver su problema de salud. 

Para hacerlo, la clave está en contar lo que le interesa a tu paciente... y escribir de forma que te entienda.



Esto es importante.

Porque solemos creer que nuestra audiencia es sofisticada y conoce bien los términos médicos relacionados con su problema...

...  Cuando la mayoría dejaron de estudiar el cuerpo humano en secundaria y tiene dificultades para distinguir las trompas de eustaquio de las de falopio


Quienes entienden esto, saben que deben:
 

diseñar contenidos
 en su blog y canales de vídeo
que hagan 3 cosas: 

Solo 3:

1.- Enseñar al lector

2.- Convencerle de que eres el experto que necesita.

3.- y Conseguir que el paciente pida cita

Solo eso. En ese orden.



Bien.

Esto es EXACTAMENTE lo que enseño a hacer en una formación en vídeo que entrego a través de mi App. 


¿Y de qué va esa formación? ¿Qué aprenderé ahí?


  • Cuál es la omisión  FATAL que cometen el 99% de médicos que publican artículos para atraer pacientes (y uno de los errores más fáciles de corregir).
  • La parte más importante de tu artículo. Escribe este elemento como te enseño, y tu lector te leerá de pe a pa aunque tu artículo no esté perfecto.
  • Las 3 sencillas reglas para escribir artículos que son fáciles de leer, seguir y entender.
  • Las preguntas que debes formularte para conocer a tu audiencia como a la palma de tu mano y escribir contenidos relevantes para ellos que los atrapan desde la primera palabra.
  • Una sencilla frase con huecos que, al rellenarla ANTES de ponerte a escribir, eliminará el bloqueo ante el folio en blanco y te dará una claridad sin precedentes sobre cómo enfocar tus artículos.
  • Cómo dotar de calidad, precisión y credibilidad a tu texto sin que parezca una aburrida entrada de la Wikipedia.
  • Un tipo de artículo que siempre SIEMPRE funciona a la hora de escribir contenidos de salud. 
  • Lo que tienes que hacer ANTES de ponerte a escribir. Haz bien esto y será más fácil que tu contenido enganche a tus lectores como una novela de Stephen King.
  • Qué hacer para que tus lectores no huyan despavoridos cuando resulta imprescindible introducir un término médico. 
  • Cómo escoger el tono que tendrá tu artículo. Un aspecto CRUCIAL que olvidan muchos profesionales y que si no se tiene en cuenta puede hacer que tus contenidos suenen fríos e impersonales: la receta para que no te lea ni tu madre.
  • Un truco que emplean los mejores publicistas para favorecer la lectura de los textos y ayudarte a que tu lector devore hasta la última palabra.
  • Dos figuras retóricas que, bien usadas, ayudarán a que tus lectores entiendan al instante hasta el más complejo de los conceptos médicos que tengas que explicarles.
  • Tu público es todo el mundo. ¡¡ERROR!! un ejercicio práctico para averiguar quién está buscando en la red las respuestas que tú puedes darles. Y no. no es todo el mundo.
  • 4 maneras (muy sencillas) de redactar titulares efectivos que puede conseguir que  1 de cada 5 personas lea más allá del titular (y llegue hasta el final). 
  • Las pautas que debes tener presentes DURANTE la escritura para que tus artículos resulten sencillos de leer hasta para un niño de 14 años
  • El elemento que debes eliminar sin contemplaciones de tus artículos siempre que sea posible. Omite este paso y tendrás artículos que no se leería ni Sánchez Dragó.
  • Los pasos que debes realizar sí o sí antes de darle al botón de PUBLICAR para que tus textos sean un éxito de lectura entre tu audiencia.
  • Un truco que utilizan los panaderos a la hora de trabajar con sus masas y que, aplicado a tus artículos, te permitirá rematarlos en pocos minutos sin esfuerzo. 
  • Un error que ocurre a menudo cuando se citan fuentes en inglés y que hace que tu lectura sea farragosa y complicada de seguir
  • La forma de empezar un artículo que evitará que en tu blog solo se oigan grillidos ocasionales.
  • El elemento que debes incluir SIEMPRE al final de tus textos. Olvida este simple detalle y estarás dejando de captar un buen porcentaje de lectores que piden cita contigo.

Te lo resumo:

Tus pacientes están ahora en la red. Buscando información veraz, contrastada y fidedigna sobre sus problemas de salud.

Y quien sepa darle las respuestas que va buscando, aumenta las posibilidades (muchísimo) de capar a ese lector y convertirlo en paciente

Así que en el curso te enseño cómo escribir artículos que traen pacientes:

Todo lo que debes hacer incluso ANTES de ponerte a escribir una sola letra para evitar el síndrome del folio en blanco.

Todo lo que debes tener en cuenta MIENTRAS escribes tu primer borrador para hacerlo fácil de leer hasta para tu abuela.

Todo lo que debes tener en cuenta antes de darle a PUBLICAR para que tu artículo capte lectores y, sobre todo, capte pacientes


O sea, el proceso completo
 desde que concibes una idea de artículo
 hasta que consigues pacientes con él.


Bien. ¿Cuánto vale este curso?

49€

Pago único. Impuestos incluidos.

El proceso paso a paso desde la idea de artículo 

hasta que le das a publicar y consigues pacientes.

Acceso inmediato desde la App de Javi Vicente.



Pago 100% seguro con tarjeta de crédito

A lo mejor te preguntas algo de esto:

¿Aceptas PayPal?

No. Ni tampoco bitcoins. Ni pagos en especias.

¿Esta formación solo sirve para profesionales de la salud?

Está pensada para médicos y sanitarios con presencia web que quieren publicar contenidos (vídeos, artículos) con los que atraer pacientes para sus consultas.

Esta estrategia es igualmente válida para cualquier  experto (abogados, consultores, coaches, arquitectos, ingenieros ...) que busque explicar de forma amena sus conocimientos con el fin de captar mejores clientes a través de la red.

Aunque los ejemplos que incluyo en el curso están basados en el sector salud, el contenido es totalmente aplicable para cualquier tipo de negocio que busque en la divulgación una herramienta de atracción de clientes.

¿Cómo le puedo sacar todo el partido?

Te recomiendo que escuches todas las lecciones de una tirada. Y que luego escuches cada parte de 5 a 10 veces para interiorizar los conceptos que cuento. Cada parte incluye unas sencillas hojas de trabajo que, aunque no son imprescindibles, te ayudarán a entender y aplicar los conceptos que explico en la formación. 

¿Aceptas devoluciones?

No.

Si estás aquí es porque probablemente lees mi blog y correos y has podido comprobar el tipo de contenidos escribo. Eso es lo que te voy a enseñar a hacer.

Si no te gusta mi forma de escribir, no hay problema y tampoco tiene sentido que te formes conmigo.

Si por el contrario, te gusta cómo escribo pero no crees que pueda ayudarte a escribir artículos que se leen y consiguen pacientes, es mejor que no compres.

¿Hay soporte?

No, este curso no incluye soporte. Es totalmente do-it-yourself. Si necesitas supervisión para escribir artículos por ti mismo, es mejor que no compres.

¿Cómo accedo a la formación?

Cuando completas el pago recibes las instrucciones para acceder a mi App. 

Una vez instales la app en tu móvil Android o iPhone, tendrás acceso inmediato y permanente al curso.

También tendrás a los contenidos gratuitos que ofrezco a los miembros de mi comunidad.

¿Es una buena inversión?

Sí lo es. Con que un artículo te traiga un solo paciente a la consulta, ya amortizas los 49€.

¿Cuánto vale acceder a este curso?

49€

Pago único. Impuestos incluidos

El proceso paso a paso desde la idea de artículo 
hasta que le das a publicar y consigues pacientes.

Acceso inmediato a través de la App de Javi Vicente.



Pago 100% seguro con tarjeta de crédito